sábado, 25 de febrero de 2017

Caja Musical con Melany Kors



Hoy conversamos con la licenciada en Artes, magister Summa cum Laude en Gestión y Políticas Culturales, emprendedora y modelo Melany Centeno Korschunov.
Como siempre un placer conversar contigo, como es habitual en ti, con una sonrisa, buena onda y disposición.  Gracias


Dedicarse a la promoción cultural en un país en crisis económica y moral parece una labor titánica y sobre todo loable. ¿Qué te lleva a incursionar en este medio?

Considero que la labor más fuerte es hacer comprender a los mismos promotores culturales cuál es la misión de esta profesión, porque existe una arraigada creencia que el arte debe ser subsidiado y mientras sea así siempre podrá ser manipulado por quienes lo subsidian, la promoción cultural en mi opinión consiste en buscar las formas de dignificar nuestra cultura y dignificar también al artista o creativo mediante una buena gestión de su arte. Ésta es mi mayor motivación como gestora cultural, ya que además son una gran apasionada de las artes y del diseño.

-Por tres años estuviste encargada de la asistencia de producción en cuanto a la realización de exposiciones y conciertos. Que te deja tu paso por el Centro Cultural BOD. ¿Alguna anécdota que quieras compartir?

Trabajar en este Centro Cultural ha sido una de las mejores experiencias que he tenido, fue mi primer trabajo y me permitió conocer a muchísimas personas valiosas del medio, en especial a José Luis Ventura quien admiro como persona y profesional. Anécdotas tengo muchísimas! Una que recuerdo con cariño fue haber visto a Ángel Hurtado modificar sus pinturas en plena exposición antes de ser inaugurada, tuvimos que cuidar que no modificara las que pertenecían a colecciones privadas, ya que quería pintar todo nuevamente jaja! Fue un honor haber celebrado con él su cumpleaños número ochenta y además sesenta de vida artística.

-Esta semana ha sido dura para las artes en Venezuela. Nos dejó físicamente una mujer incansable, una promotora y luchadora. ¿Para ti, quien fue Sofía Imber?

Sofía Imber es para mí una inspiración, tuve el honor de conocerla ya que colaboró en una exposición en la cual trabajé y me encontré no sólo a una mujer brillante sino además dulce y colaborativa. En ese momento nos prestó una pintura de su colección privada, me dijo que era una obra pequeña, pero una de sus favoritas, y que le costaba particularmente prestar esa obra porque la atesoraba y todos los días disfrutaba observarla, aun así, la prestó con la mejor disposición luego de hacerme prometer que la cuidaría como a mi vida! jeje. Fue increíblemente dulce!
 Creo que le debemos mucho, ella logró que nuestro país destacara por tener una de las mejores colecciones de arte contemporáneo del mundo y me duele que se haya ido sin que su Museo volviera a tener su nombre. Ella es una de esas personas irremplazables y dejó un legado que como venezolanos debemos preservar y valorar. 


-También te dedicas a la parte académica. Has dictado cursos y ponencias. Inclusive en el extranjero. Cuéntanos un poquito de esa faceta.


No me considero académica, me falta muchísimo para llegar a ese punto! pero he tenido grandes apoyos a mi lado en especial mi tutor Carlos Guzmán Cárdenas y en general la Maestría en Gestión y Políticas Culturales de la UCV la cual me ha ayudado a formarme mejor como profesional, afortunadamente mis investigaciones han sido tomadas en cuenta y he podido hablar de ellas frente a un público. Me he dedicado a aprender y desde ese conocimiento poder ayudar a otros, siento que hoy en día hay muchas personas que quieren mostrarse como profesionales cuando realmente no lo son, (más en todos estos temas gestión cultural y de emprendimiento) yo quiero estar lejos de eso, así que me gusta hablar con propiedad sobre lo que conozco y con la humildad de reconocer lo que aún me falta por aprender.

-A partir del 2015 incursionas en el mundo de la moda como asesora de una firma venezolana. La crisis económica y el control de cambio han sido nefastos para el país. ¿Los emprendedores locales han podido llenar ese vacío que deja la falta de productos importados?

El control cambiario no sólo ha perjudicado las importaciones de productos sino también de insumos y herramientas necesarias para la producción nacional. Éste es el mayor reto que los diseñadores venezolanos enfrentan hoy en día aunado también a los altos índices inflacionarios derivados de esta crisis financiera. Sin embargo, algo bueno que se ha generado de todo esto es que el consumidor está comenzando a interesarse en lo Hecho en Venezuela, no sé si por sentir una necesidad de arraigo con nuestro país o porque simplemente ya es más complicado consumir productos extranjeros. Independientemente de las razones esto representa una gran oportunidad para la moda venezolana que los diseñadores y artesanos están aprovechando a pesar de la crisis. Resulta admirable ver cómo son capaces de usar su creatividad no sólo en la concepción de sus diseños sino además para resolver los conflictos y salir adelante.

-Luego nace ExtreModamente, de la cual además de directora eres fundadora. Se dedican a promoción, capacitación y asesoría en todo lo referente al mundo de la moda. ¿Cómo ha sido la receptividad del medio?

ExtreModamente surge de una investigación para mi tesis de maestría, en ella estudié la moda como industria y presenté alternativas para su crecimiento en el país. Ya antes de presentarla varios entes y personas me contactaron interesados, así que me di cuenta que había una necesidad de enfocar a la moda de otra forma, por eso se llama ExtreModamente, porque es llevar la moda al otro "extremo" del fashionismo involucrando la investigación (mente), lo concebí como una plataforma para ir trabajando sobre mi propuesta de desarrollo del sector.
Actualmente trabajo junto a mi socia Patricia Suárez, quien es economista y amante de la moda también, juntas estamos trabajando en programas de capacitación especializados en gestión creativa, planes de negocios y hasta atención al cliente especializado en moda. Además de otros proyectos como nuestra propia línea de ropa. Actualmente ya contamos con más de veinte aliados, principalmente fundaciones y marcas de diseño.

-El mundo de la moda suele ser visto como algo frívolo y superficial. Muchas veces la gente no ve la labor filantrópica que realizan numerosas fundaciones y amigos de la moda. ¿Cómo cambiar esa imagen?

Hay que comprender que la moda no es superficial y no solamente por la labor de fundaciones. Es una industria creativa, como es la música, la pintura, el teatro o el cine, todas ellas tienen un punto en común y es la creatividad como valor agregado al producto, es decir, cuando se compra una pintura, un disco o un vestido no se paga por lo que cuesta su producción en sí, se paga el proceso creativo y la trayectoria del artista o diseñador. Sin embargo, eso se comprende en las artes, pero en el diseño se siente frívolo, en mi opinión es gracias a los mismos actores de la moda que hacen que ésta se vea así. Es importante comenzar a romper estos paradigmas y seguir el ejemplo de países como Indonesia, donde la moda cumple un papel fundamental en el desarrollo de su economía y de su cultura.

Sin duda es un reto cambiar esta imagen, pero es parte de los objetivos de ExtreModamente, ya que pienso que al ayudar a mejorar la gestión de la moda se hace factible que ésta se formalice, hay que ayudar a comprender su cadena productiva y ayudar a formalizar el trabajo de los que forman parte de ella, desde las costureras hasta las vendedoras de ese producto final. A medida que esto se pueda ir dando el sector moda en el país podrá ir avanzando hasta considerarse como una industria nacional. Pienso que es un buen momento para trabajar en esto ya que a pesar de la crisis es un sector que está en crecimiento y debemos ayudar a que estos altos índices de crecimiento no se transformen a la larga en altos índices de fracasos sino de logros.

-Te hemos visto en sesiones fotográficas para distintas marcas y fotógrafos. ¿Cómo te sientes frente a una cámara?

Es gracioso! estudié modelaje para ayudarme a tener más confianza en mí misma y poder desenvolverme mejor ya que solía ser muy tímida, no con la intención de ser modelo, sin embargo me han contactado para varios trabajos de este tipo, creo que es porque me divierto, me siento libre de no ser la modelo común sino mostrar distintas facetas de mí y además mostrar que uno puede verse y sentirse bella sin ser vulgar ni esperar llamar la atención de un hombre, la belleza radica en el respeto que nos damos a nosotras mismas y como mostramos nuestra autenticidad. Al final me ha ido bien en algo que no esperaba trabajar.

-Lamentablemente desde hace unos años todo está politizado en el país. El arte no escapa a eso. ¿Has sentido el peso de la censura gubernamental en alguna de las facetas de tu trabajo?

Directamente no, ya que he decidido trabajar por mi cuenta sin esperar nada de entes gubernamentales, sin embargo es algo que está pasando y forma parte de nuestro día a día, los espacios culturales no controlados por el gobierno cada vez son menos y es algo que limita la producción artística en el país. Como gestora cultural me encantaría poder contar con políticas culturales que realmente promuevan y apoyen el crecimiento de este sector, por el contrario tenemos politiquería que limitan las acciones a lo que ellos consideran cultura. Creo que el crecimiento del sector hoy en día corresponde solamente a nosotros y lo que dentro de nuestros límites podamos hacer.

-Eres una persona muy alegre y siempre con una sonrisa. Encarar la vida así, más en situaciones difíciles ayuda. ¿En lo personal como llevas estos tiempos que corren?

Yo procuro dar lo mejor de mí y desde lo pequeño generar cambios, tengo una amiga que dice que los buenos somos más sólo que los malos alzan más la voz, es hora de hacernos sentir también, de mostrar la otra cara de la moneda, no quiero quedarme en la queja o esperar salir del país, quiero ser parte del cambio y eso se genera en pequeñas cosas, hasta en una sonrisa!

-Por último, que mensaje le darías a esos jóvenes que aún resisten y están negados a irse del país y desean emprender, crear y dirigir proyectos.

Les diría que pese a las adversidades siempre apunten a seguir creciendo con la mejor actitud. Creo que un factor de éxito es simplemente actuar como una persona exitosa: Creer en uno mismo, procurar ser los mejores en nuestros ámbitos y trabajar de forma honesta.  Esto es algo que aplica a los que estamos acá como a los que han decidido irse, porque siento que es la clave del éxito en cualquier lugar y más aún en situaciones adversas donde lo bueno destaca y además se necesita.
En temas de emprendimiento, les sugiero dedicar gran parte de su esfuerzo a estructurar bien sus planes de negocios y formalizar sus proyectos, buscar buenos aliados que los ayuden a crecer y avanzar en pequeños pasos pero constantes. 


Gracias por esta entrevista Ignacio y por hacer sonar esta caja musical cada sábado





@MelanyKors 
@extremodamente

@cajamusical_ 

3 comentarios:

  1. Gracias por darle voz a los ex alumnos de la Maestría en Políticas Culturales. Descubrimos en Melany Kors a una gestora cultural reflexiva y con interés por la formación a la vez que emprendedora de proyectos y con una mirada amplia y arriesgada. Enhorabuena desde @master_gc por @cajamusical y muchos éxitos para Melany y para su tutor @innovarium

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tan hermoso comentario. Estas palabras son fuente de motivación para seguir creciendo. Un gran abrazo desde Venezuela. Melany

      Eliminar
  2. Gracias por leernos y por el feedback. Te invito a que nos sigas @CajaMusical_

    ResponderEliminar